formación en lengua materna

La formación y la lengua materna: mejor juntas que separadas

Hace unos meses asistimos en Sevilla a la reunión de EASA en la que se trataron aspectos relativos a la seguridad en su campo de actuación, la aviación. Entre estos aspectos se destacó la formación del personal de mantenimiento como elemento esencial para lograr los objetivos de seguridad operacional. Algunas preguntas durante las sesiones de trabajo se orientaron a aspectos concretos de este enfoque con atención especial por nuestra parte a la multiculturalidad y multilingüismo del entorno de trabajo y formativo.

La formación del personal de mantenimiento es un aspecto clave para garantizar la protección de las personas y los bienes. Sin embargo, no basta con impartir conocimientos técnicos y normativos, sino que también es necesario tener en cuenta la diversidad lingüística de los trabajadores y los usuarios.

La lengua materna es el primer idioma que aprende una persona, y suele estar vinculado a su identidad cultural y a su sentido de pertenencia. Por ello, es importante respetar y valorar la diversidad lingüística de las personas que trabajan en mantenimiento, ya que esto puede favorecer la confianza, el entendimiento y la cooperación. Además, el dominio de la lengua materna puede facilitar el aprendizaje de otros idiomas, lo que amplía las competencias comunicativas del personal de mantenimiento.

Sin embargo, también existen algunos desafíos y riesgos asociados a la relación entre la formación del personal de mantenimiento y la lengua materna. Por un lado, puede haber dificultades para acceder a la información o a los recursos formativos en la lengua materna, lo que puede generar desigualdades o brechas de conocimiento. Por otro lado, puede haber situaciones de conflicto o malentendido debido a las diferencias lingüísticas o culturales entre el personal de mantenimiento y los usuarios, lo que puede afectar a la calidad del servicio o a la resolución de problemas.

Por estas razones, se recomienda adoptar una perspectiva intercultural en la formación del personal de mantenimiento, que tenga en cuenta tanto la lengua materna como las otras lenguas que se hablan en el contexto laboral. Algunas medidas que se podrían implementar son:

– Ofrecer cursos de formación en diferentes lenguas, o facilitar el acceso a materiales traducidos o adaptados.

– Incluir contenidos sobre diversidad lingüística y cultural en los programas formativos, y fomentar el respeto y la tolerancia hacia las diferentes expresiones e identidades.

– Promover el aprendizaje de lenguas extranjeras o minoritarias entre el personal de mantenimiento, y reconocer sus beneficios para el desarrollo profesional y personal.

– Establecer canales de comunicación efectivos y accesibles entre el personal de mantenimiento y los usuarios, y utilizar estrategias para superar las barreras lingüísticas o culturales.

Desde Traducciones Técnicas Aerópolis nos adherimos a este enfoque que prima la formación en la lengua materna de los trabajadores, sin obviar la importación del conocimiento de otros idiomas en la formación y desarrollo personal del operario.

Si quiere conocer nuestras capacidades en la traducción de material de formación, no dude en ponerse en contacto con nosotros para hablar de qué necesitan y cómo podemos ayudarles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio